Vegas Baby!

La ruta atravesaba el desierto. Se iba haciendo de noche, pero de repente veíamos – muy a lo lejos – una increíble luminosidad en el cielo del estado de Nevada. ¿La luna? ¿Aurora boreal, Simour? Quizá era el cansancio por tanto viaje que nos hacía delirar. Lo cierto es que nunca hubiésemos imaginado que tal reflejo era causado por los increíbles hoteles, casinos y edificios del Strip, la principal avenida de la ciudad de Las Vegas.

Conocida como La ciudad del pecado debido a la popularidad del juego, apuestas legales y la disponibilidad de bebidas alcohólicas a toda hora, Las Vegas es también una maravilla visual por donde se la mire. Por increíble que suene, está en el medio del desierto de Nevada, y 18 de los 25 mayores hoteles del mundo se encuentran en ella. Pero no son hoteles ordinarios: cada uno tiene una temática particular, su propio casino, boliche, y atracciones dignas de admiración. Todos se encuentran ubicados en la avenida principal, Las Vegas Strip, y es el único lugar del mundo donde al ir caminando podes ver la Torre Eiffel, una montaña rusa atravesando la ciudad de Nueva York en plena calle, los ríos de Venecia y sus gondoleros, una pirámide egipcia, entre tantos otros. ¡Y son todos hoteles!

Vista nocturna de parte del Strip.

Con los chicos nos hospedamos en el Luxor, uno de los hoteles más económicos que se encuentran en la Strip. Si están cortos de presupuesto, no es necesario que se hospeden dentro de estos superhoteles: a todos se puede acceder sin problema a visitarlos durante el día, recorrer sus casinos, bares y atracciones, muchas gratuitas y que realmente valen la pena.

A pesar del cansancio del viaje, no nos íbamos a perder de salir esa primera noche. Por lo general, al hospedarte en el hotel, tenes acceso gratuito al bar y boliche dentro del mismo. Por lo cual, luego de una previa en el bar y de perder algunos dolares (que dolor) en las maquinitas, entramos a la disco del Luxor.

Aquella primera noche, todos elegantes, en el bar/casino del Luxor.

El juego es legal y es lo que te fomenta Las Vegas a cada paso que das. Por si queda alguna duda: entrás al hotel y tenes casino, al lado del boliche tenés más casino, y si te queres sentar en el bar a tomar algo.. tenés aún más casino.

Es inevitable no sentarse en una máquina en Las Vegas.

Al día siguiente con más energías y habiendo sobrevivido a la primera noche nos propusimos recorrer de punta a punta la Strip y sus casinos. De noche las luces se llevan toda la atención y hacen todo aún más increíble, pero créanme, de día tiene su encanto particular.

En la foto anterior pueden ver la montaña rusa del hotel New York New York, en plena calle. Es medio loco ir caminando y escuchar el ruido de los carritos y el grito de la gente, como si fuese una mini sección del Parque de la Costa en plena avenida. Y si prestan atención, otra característica particular de todos los cruces en Las Vegas son las escaleras eléctricas que, para cruzar de calle, te obligan a subir al puente y entrar a un casino/hotel. Aún hay mas: para cruzar de casino a casino, algunas esquinas están conectadas por monorieles. Nosotros para ir del Luxor al MGM, debíamos cruzar la calle de la siguiente manera:

Para cruzar la calle e ir al MGM, utilizábamos el monoriel. Es gratuito y funciona eléctricamente, sin conductor.

Una de las atracciones gratuitas que hay para ver, a toda hora del día, es el show de las aguas danzantes (dancing waters) en el hotel Venetian (representación de la ciudad italiana, donde incluso puede andar en góndola si el bolsillo se los permite). Si bien suele haber bastante gente, es fácil hacerse un lugar para verlo, y recomiendo que lo vean tanto de día como de noche, ya que ambas valen la pena.

El show de las aguas danzantes en el Venetian. En este hotel se filmó Ocean Eleven.

Uno de los principales hoteles que quería conocer – claramente por Hangover – era el Caesars Palace, el cual es igual de imponente que cómo aparece en la película. La primera noche solo llegué a sacar fotos a lo lejos, pero al otro día volví por la revancha a conocer el (magnífico) interior.

Llegada nuevamente la noche, y luego de una abusiva cena en el McDonalds del hotel, decidimos salir a un lugar distinto del Luxor. La idea es algo bastante común en Las Vegas: buscábamos una limusina que nos pasee por el centro y nos deposite en algún hotel un tanto más alejado. Muchas limusinas son gratuitas y están a cargo de los hoteles, que con tal de que vayas a perder dólares a sus casinos, te dan un city tour por la ciudad, te dan de tomar gratis, y te depositan en algún lugar donde puedas perder legalmente tus verdes.

Posando con la limu que nos llevaría de paseo esa noche.

Como la limu tiene capacidad de alrededor de 20 personas, la compartimos con otro grupo de turistas que habíamos conocido en el casino del New York New York. El trayecto desde este hotel hacia el boliche del Paris fue un city tour nocturno realmente increíble: los conductores se acoplan al ambiente de la ciudad y te lo hacen disfrutar, poniendo música y haciendo un recorrido, lo que vendría a funcionar como un estilo de “previa móvil“. De yapa, nos llevó a conocer el famoso cartel de la ciudad, el cual se encuentra a la entrada. Nosotros no lo habíamos visto al llegar por que veníamos del norte; la única forma de verlo es viniendo de Los Ángeles por ejemplo (o teniendo un conductor copado como el nuestro)

Creo que tan bien la pasamos que apenas me dí cuenta que la entrada al boliche del Paris había costado (unos dolorosos) 60 dólares. Y esa es la idea de esta ciudad: te damos alcohol y te llevamos, total después nos lo reembolsas en las maquinitas y en la disco.

Pocas ciudades me impresionaron más que Las Vegas. Si bien es un delirio de luces y de increíbles hoteles por donde la mires, no es un lugar para estar más de 4/5 días. Se puede recorrer en menos de eso, y créanme, es muy difícil escaparle al juego y perder plata fácil. Me quedo corto con las fotos y hay mucho más que quisiera mostrar, pero eso será parte de otra entrada.

Hasta la próxima!

Publicado por Chris Diorio

bla bla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Siente la Alegría de Viajar

¿Aún no sabes a dónde viajar? Inspírate con nuestros destinos VIVE...

Vicky en Viaje

Mis experiencias de viaje, consejos y datos interesantes para que puedas planificar el tuyo!

Soñando Viajes | Blog de Viajes

Blog de Viajes con rutas, guías y consejos para viajeros que sueñan con recorrer el mundo

La Hormiguita Viajera Travellers

Nací el día mundial del turismo. Viajar está en mi ADN.

Los viajes de Quim y Elena

Blog de viajes en Familia y escapadas

Amar Viajar - Blog de viajes

Tips útiles de viajes y experiencias, por Lei Aisen

La bloguera viajera

Blog de viajes por libre

El Viajero Serial

Las Aventuras de Un Viajero del Interior

Volando Voy Viajes

Blog de viajes especializado en Asia

Viajero Crónico

Blog de viajes

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: